¿Cuál es el origen del nombre de las capitales de América Latina?

Compartelo
Pin on PinterestShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Este artículo de BBC Mundo explora acerca del origen del nombre de las ciudades capitales de América Latina. Algunas de estas metrópolis llevan el nombre de santos de la iglesia católica, otros nombres se derivan de palabras de pueblos originarios y para otras no hay un origen etimológico e histórico exacto.

Muchas de las capitales se fundaron antes que los propios países fueran independientes. Detrás del nombre hay toda una historia interesante que vale la pena descubrir.

Asunción

Asunción es el nombre oficial de la capital de Paraguay. Pero cuando fue fundada, en 1541, recibió el nombre de “La Muy Noble y Leal Ciudad de Nuestra Señora Santa María de la Asunción”.

La ciudad fue bautizada por Domingo Martínez de Irala, un conquistador y explorador español que luego se convirtió en gobernador general de la localidad.

Y claramente, Asunción es uno de los ejemplos de ciudades de América Latina que deben su nombre a la iglesia católica, cuya religión el imperio español impuso durante sus conquistas.

A Asunción también se la conoce como la “Madre de las Ciudades” porque, durante la conquista española, desde allí partieron varias expediciones hacia diferentes puntos del cono sur para fundar otras ciudades.

Bogotá

También llamada Santa Fe de Bogotá, Distrito Capital y Bogotá DC, es la capital de Colombia. Y Bogotá es otro ejemplo de ciudad latinoamericana que recibió numerosos nombres antes y después de su fundación en 1538.

“Bogotá, Facatá o incluso Mueketá, que significarían algo así como fin del valle, remate de sierra o extremidad del campo, era un poblado indígena”, explica la Secretaría General de Colombia en su sitio web.

Esas palabras tienen origen en el vocablo ‘Bacatá’, propio del idioma ‘chibcha’ hablado por el pueblo indígena muisca, habitante de estas tierras en el norte de América del Sur.

Para los muiscas, ‘Bacatá’ era el sitio más importante de su civilización.

En 1538, se estableció ahí un asentamiento militar que fue denominado Nuestra Señora de la Esperanza y en 1540, la corona española bautizó a la ciudad como Santafé.

Recién en 1819, después de la independencia, la ciudad volvió a tener el nombre indígena Bogotá, como se la denominaba antes de la llegada de los españoles.

Buenos Aires

Podría ser que los conquistadores españoles que llegaron a la capital Argentina por primera vez hayan bautizado a estas tierras con el nombre de Buenos Aires por su aire limpio y puro.

Pero la historia es otra. La Ciudad de Buenos Aires, Ciudad autónoma de Buenos Aires o Capital Federal, como se la conoce actualmente, recibe su denominación por una devoción católica.

El nombre que se decidió en su primera fundación en 1536 fue Real de Nuestra Señora Santa María del Buen Ayre.

El conquistador español Pedro de Mendoza dio ese nombre a la ciudad en honor a la patrona católica de los navegantes sevillanos, Nuestra Señora del Buen Ayre, también del Buen Aire o la virgen Bonaira.

En la segunda fundación de la ciudad, en 1580, otro español explorador, Juan de Garay, la rebautizó como Ciudad de la Trinidad. Y, curiosamente, ese fue su nombre oficial hasta hace unos escasos 22 años.

“Nunca nadie se preocupó por cambiarle el nombre, hasta que en 1996 se le dio oficialmente el nombre actual: Ciudad Autónoma de Buenos Aires”, le cuenta a BBC Mundo, Diego Zigiotto, periodista y autor de “Las mil y una curiosidades de Buenos Aires”.

Pese a la variedad en los nombres, muchos coloquialmente llaman a la ciudad “baires” o CABA, por la abreviatura de Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Caracas

El nombre oficial de la capital de Venezuela es en realidad Santiago de León de Caracas. La ciudad fue fundada en 1567 en manos del conquistador español Diego de Losada.

Existen varias teorías del por qué la capital venezolana lleva ese nombre.

No se discute que Santiago es por el apóstol de la iglesia católica y León un homenaje al gobernador de la provincia en ese momento, Pedro Ponce de León y Riquelme.

Pero de Caracas se dice que fue en honor a las tribus indígenas que habitaban esas tierras, llamadas “El valle de los Caracas”.

Otra hipótesis es que el nombre Caracas deriva de una hierba o flor común en los campos del territorio que los nativos llamaban caraca.

Lea el resto del artículo original aquí

Articulos que te pueden Interesar:

Comenta esta Publicación: