Las 5 nuevas formas de consumir música

Compartelo
Pin on PinterestShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Imagínate que el servicio streaming de música que utilizas pudiera “leer” tu estado de ánimo. Foto: BBC Mundo

¿Te imaginas ir al festival de Glastonbury sin moverte de tu casa? ¿O escuchar la canción que más te provoca en este momento sin mover un dedo?

Tanto los artistas como las discográficas están explorando maneras diferentes de conectar con las audiencias y en esa búsqueda constante están desarrollando formas más creativas de experimentar la música.

Mark Savage, reportero de la BBC, asistió esta semana al festival The Great Escape de Brighton, en Inglaterra, y habló con gente clave de la industria para entender cómo las nuevas tecnologías están cambiando ya la forma como consumimos productos musicales.

Aquí te presentamos una lista de las novedades que ya están a la vuelta de la esquina:

1. Tu artista favorito tocando en tu salón

La realidad virtual podría permitirle a los fans de la música experimentar conciertos como los de Glastonbury desde el sofá de su casa, con solo unos auriculares.

A principios de mes una compañía tecnológica emergente de Londres, llamada Melody VR, empezó a ofrecer conciertos de artistas clásicos como The Who, o más recientes como Royal Blood y Rag´NBone Man, a través de equipos de realidad virtual como las gafas Oculus Go o el Gear VR de Samsung.

2. Streaming inteligente: música de acuerdo a tu estado de ánimo y a tus gustos personales

Imagínate que el servicio streaming de música que utilizas pudiera “leer” tu estado de ánimo monitoreando los datos que recoge tu reloj inteligente o tu pulsera fitness.

Podría, por ejemplo, iniciar una lista de reproducción de temas relajantes si nota que estás estresado, o ponerte música de acuerdo al ritmo de tus pulsaciones o tus actividades.

La industria avanza hacia una mayor personalización de los servicios de streaming.
Foto: Getty Images

Por otro lado los algoritmos que alimentan servicios como los de Spotify o Apple todavía dependen de lo que se considera “globalmente popular”, dice Manan Vohra, del proveedor de música digital 7Digital.

Y eso puede ser una desventaja. “Algo que se considera heavy metal en Reino Unido puede no ser considerado tan heavy en Dinamarca”, explica.

Del mismo modo que una playlist de música de relajación de 100 canciones puede no resultar relajante para todos los usuarios que la escuchan.

En el futuro, apunta, la inteligencia artificial aprenderá más sobre los detalles de cada usuario y sobre las distintas culturas, para darle playlists cada vez más personalizados.

Y esa tendencia a la personalización podría ir aún más allá en la industria, según la musicóloga británica Imogen Heap.

Podría, por ejemplo, ser utilizada por los portales de venta de entradas para conciertos para sugerirle al usuario conciertos de otros artistas que quizás también le gusten o para ayudarlo a “descubrir más sobre el artista al que va a ver”, ofreciéndole fotografías, nuevos temas, videos o biografías.

Los datos también podrían utilizarse para ayudar a “apoyar al círculo de gente alrededor del artista”, dice Heap. Por ejemplo, si hay un guitarrista que te gusta especialmente, podrías seguirlo fácilmente de una banda a otra a medida que avanza su carrera.

3. ¿Qué hay detrás de tu canción favorita?

Las nuevas tecnologías podrían darnos un mayor acceso a las entrañas de nuestra canción favorita.

Una de ellas es la realidad aumentada, que consiste en la proyección de contenido generado por una computadora sobre nuestro entorno real.

¿Podrían las estadísticas de streaming determinar dónde se van a hacer los conciertos? Foto: Getty Images

Algunos artistas plásticos ya están utilizando esta tecnología para expandir e ilustrar las diferentes capas de sus pinturas, por ejemplo, según explica Stef Pascual de Crown Talent, que representa a artistas como Ella Henderson y Becky Hill.

“Imagínate si pudieras meterte en una canción y escuchar todas las maquetas y verlo todo”, dijo.

Seguir leyendo en el artículo original en BBC Mundo

Articulos que te pueden Interesar:

Comenta esta Publicación: