icon Venezuela
Inicio   |   Administrador   |   Contacto
Última actualización: 24 Junio, 2017 5:28 PM

webcomunicacion0

La gente hace de San Cristóbal la ciudad cordial
Publicado el: 27 Marzo, 2015 Hora:12:44 PM

Personas comunes que labran su propia historia con la historia de una ciudad, son quienes desde una esquina, una avenida, el mercado o una plaza bregan y surgen, pero ganando nombre por su servicio y cordialidad.

Cada rostro, cada sonrisa, cada alegría, cada lágrima de la gente más cordial del país invita a seguir su ejemplo de lucha, constancia, tenacidad. No todos tienen las mismas condiciones de vida, pero todas las historias de los sancristobalenses se pintan con pinceles de colores, y así lo reafirman, cinco citadinos que hoy comparten sus vivencias de vida.

“Cajas de cartón eran mis juguetes”

Buscando historias de vida se llegó hasta el Mercado Los Pequeños Comerciantes, de La Concordia. Entre los puestos de las frutas estaba Demetria de Pablos con su amable sonrisa, la conocen desde muy pequeña como Dayana: “tengo  50 años de edad,   y mamá nos traía desde muy pequeños al mercado mientras ella trabajaba, nunca olvidaré, que nos metía en una caja de cartón para que jugáramos”.

“Soy la mayor de cinco hermanos. Recuerdo como si fuera ayer cuando tenía 12 años y vivíamos en los Ranchos de Cartón en  La Victoria,  hubo una tempestad muy grande y se cayó un árbol encima de un señor, el murió, yo del miedo que tenía dejé a mis hermanos encerrados en el ranchito para salir corriendo a avisarle a mamá lo que pasó, esos recuerdos nunca se borrarán de mi mente”.

Resaltando lo orgullosa que se siente de ser de San Cristóbal, siguió su historia de  juventud. De manera muy picara cuenta que disfrutaba mucho de las Ferias de San Sebastián, sus templetes, las corridas: “Una vez, tenía 17 años, iba con mi mamá para la corrida de toros,  cuando entrábamos a la plaza me hicieron pis-pis y volteamos, era el periodista Homero Duarte, quién nos tomó una foto y salió al día siguiente en primera página del periódico, fue muy emocionante… Todavía la conservo”.

Este 31 de marzo cuando la ciudad cumple años, dice Dayana que su deseo es que todos hagan un esfuerzo por cuidarla: “tenemos que hacer que sea mejor para nuestros hijos, que son el futuro de este país”.

En la esquina del amor-cilla

´El Catire´ es conocido en San Cristóbal, porque dicen que vende las mejores morcillas de la ciudad. Su puesto de venta está, desde hace 30 años en la esquina de la avenida Carabobo: “y  estoy muy orgulloso, porque gracias a esto saco mi familia a adelante.

Ramón Álvarez, es como se llama el famoso personaje  de la culinaria popular de San Cristóbal, quién comparte su historia  mientras mueve el contenido de la gran olla, rebosante de morcillas, papas, bofe y verrugas: “el secreto para que la gente se sienta bien es siempre recibirlos con alegría y una gran sonrisa, debemos dejar nuestros problemas donde se generan y trabajar de la mejor manera. Comencé dedicándome a esto porque perdí mi trabajo, y sin pena alguna me aposté en la esquina de la Carabobo a vender mis morcillas, tan autóctonas como el Táchira”.

El catire es gente cordial. Se muestra tranquilo, alegre y con cada pregunta de la prensa el rubor se muestra en  su cara,  la sonrisa le sirve para simular su sonrojo y poder afirmar: “lucharé en la esquina del amor-cilla hasta que Chucho me quite la vida, este trabajo, mi esposa y mis hijos son todo para mí”.

El caminante de la Alcaldía

Es más popular  en la Alcaldía de San Cristóbal  que muchos políticos, porque todos lo conocen, lo aprecian y disfrutan de sus bromas. Miguel Mejía tiene 18 años sirviendo a la municipalidad como obrero, se desempeña de mensajero externo.

Rodeado de sus compañeros, quienes le aupaban,  relata que llegó a la Alcaldía un 22 de junio del 1998,  y  asegura que el tiempo que ha pasado recorriendo los pasillos del ayuntamiento ha sido muy satisfactorio: “allí me hice parte de la familia municipal. Más que tener compañeros de trabajo, tengo una gran familia, todos somos muy unidos y nos apoyamos en las buenas y las malas”.

“Cuando tengo tiempo libre, camino y camino por toda la ciudad para contemplar la  hermosa Villa de la Cordialidad, con sus personas amables, trabajadoras, felices, llenas de esperanza, de amor, esta es la gente que hace de San Cristóbal una mejor ciudad”.

Este sencillo hombre demostró en palabras y acción el amor por el quehacer diario y  su ciudad: “quiero muchas cosas bonitas para San Cristóbal, tierra grande y santa formadora de hombres y mujeres trabajadores. En estos 4​54 años, hago un llamado a todos los que queremos la ciudad, para pedirles que no nos dobleguemos ante ninguna circunstancia, porque debemos dar lo mejor de nosotros”.

Puliendo sueños desde Plaza Bolívar

“En el 1969  yo conocí la Plaza Bolívar, cuando el piso era de  granito y estaba rodeada de palmeras, de perezosas… todavía digo que la Plaza Bolívar de ayer era más concurrida, las personas disfrutaban caminar por ella”, así comenzó su historia  Víctor Gilberto Silva, quién desde hace más de 40 años se desempeña como limpiador de zapatos en plaza principal de San Cristóbal.

El testimonio de Gilberto habla de una vida sencilla, entregada al trabajo y de una lección de afecto por una ciudad: “me siento muy feliz de estar aquí, le agradezco a Dios por todo lo que me ha concebido principalmente mi trabajo, y por vivir en San Cristóbal”.

La San Cristóbal de ayer

En la Plaza Bolívar también  se encontraba Cristóbal Guerra, jubilado del Ministerio de Sanidad quién aprovechó para remover sus recuerdos, e hizo acotación de los  personajes típicos de la ciudad como Muela e Gallo,  María Bonita, Pata Pisco, Media Vuelta, Chupeta, Mojón de Tigre y Miss Muñiz.

“San Cristóbal es una ciudad muy noble, por eso es conocida como la ciudad de la cordialidad, donde sin importar distinción alguna los sancristobalenses ayudan a cualquier persona, nos caracterizamos por ser muy hospitalarios”.

Un poco de San Cristóbal

La ciudad de San Cristóbal se caracteriza por ser un lugar tranquilo, con clima fresco rodeado de montañas que embellecen la ciudad, llamada el Valle de las ahuyamas,  es distinguida en la historia nacional porque sus habitantes son  personas cordiales, una característica que aspira resaltar  y motivar el gobierno municipal de Patricia de Ceballos como regalo a la ciudad cumpleañera  en sus  454.

“La ciudad  se instaura el lunes santo 31 de marzo de 1561 por el capitán Don Juan Maldonado y Ordóñez de Villaquirán, quién vino por orden del Cabildo de Pamplona a fundar la villeta con una treintena de soldados y vecinos de Pamplona.” Así lo describió Soyrie Fabiola Moreno Camargo, ex coordinadora del archivo municipal en su libro Los símbolos de la ciudad y algo más, además detalló en las líneas del texto que el lugar de la fundación fue la actual Plaza Juan Maldonado, allí el fundador señaló el lugar para la iglesia, el cabildo y la cárcel real.

La dirige una madre

Hoy, las riendas de la ciudad son llevadas  por Patricia de Ceballos, madre de tres niños procreados con el dirigente político demócrata y ex alcalde de la capital tachirense, Daniel Ceballos y su objetivo de vida para la ciudad,  es hacer de San Cristóbal un lugar más lleno de esperanza, progreso, amor y cordialidad. Orgullosamente GOCHOS-.

Natalie Araque

Comenta esta Notícia:

Taller-Gercar

BannerRubicar

www.el-informe.com | © 2017 Todos los derechos reservados