icon Venezuela
Inicio   |   Administrador   |   Contacto
Última actualización: 26 Julio, 2017 5:28 PM

webcomunicacion0

Jorge Moret: “Hay que construir un nuevo modelo de convivencia”
Publicado el: 13 Julio, 2017 Hora:7:47 PM
Jorge Moret, orador de orden en la sesión solemne del Concejo Municipal por el Día del Periodista

Este jueves, el  Concejo Municipal de San Cristóbal otorgó  el Premio Municipal de Periodismo J.J.Mora Figueroa 2017 al periodista Manuel Cardozo, en el marco de la sesión solemne que organiza el cuerpo edilicio por el Día Nacional del Periodista y para honrar la ardua labor que de quienes día a día luchan por mantener informada a la colectividad sancristobalense sobre el acontecer municipal, regional, nacional e internacional.

La sesión solemne contó con la asistencia de los concejales Eduardo Delgado, Floranyi Márquez, Yosmar González, Jesús Salcedo, Orlando García y el vicepresidente del Concejo Municipal, Wladimir Vivas, quien presidió la sesión solemne y agradeció a todos los periodistas presentes por su compromiso con la democracia, al hacer grandes esfuerzos por llevar a nuestros ciudadanos una información veraz y objetiva como se promueve en nuestra Constitución Nacional.

El vicepresidente del cuerpo edilicio recordó que el Premio Municipal de Periodismo fue otorgado por primera vez el 22 de junio de 1967 -por proposición del entonces concejal Hugo Molero- al jefe de información del diario “Vanguardia”, Enrique Delgado, y desde entonces, la municipalidad de San Cristóbal ha honrado el ejercicio del periodismo en sus distintas vertientes con este galardón que posteriormente adoptó el nombre de José de Jesús Mora Figueroa, “J. J. Mora”, periodista, concejal de este municipio y emblema de la radio en Venezuela.

Durante el acto protocolar, el cronista de la ciudad leyó el acuerdo mediante el cual el periodista Manuel Cardozo recibe este premio, establecido en la Ordenanza sobre Honores, Distinciones y Condecoraciones Municipales, tras ser escogido por un jurado calificador integrado por las periodistas Thais Aguilar en representación del Concejo Municipal capitalino, Yaimely Labrador por el Colegio Nacional de Periodistas, Laura Sobral por la Universidad de Los Andes y Marianella Pinzón por la Alcaldía del Municipio San Cristóbal; quienes leyeron un breve discurso por las razones que le fue otorgado el galardón municipal así como cada una de las menciones de las que consta el premio.

Entre las menciones se encuentran la de Periodismo Impreso, al licenciado Augusto Medina; Audiovisual, al programa televisivo “30 Minutos” de TRT –conducido por las periodistas Zulma López y Lorena Arraiz-; Investigación, al equipo de investigación del Semanario Diario Los Andes (Yudith Valderrama, Rosalinda Hernández, Ana Laya, Mariana Duque y Yulliam Moncada); Radio, para Natzer Adolfo Pérez; Digital, para el equipo de la Nación Web (Wilmer Castellanos, Moisés Sánchez y Héctor Yepes), e Institucional para la periodista Doris Mendoza, por sus 23 años de servicio en el Concejo Municipal.

La mención docencia fue otorgada al docente de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad de Los Andes, Dr. Jorge Moret, quien fue designado además como orador de orden de esta sesión organizada por la Comisión Permanente de Educación, Deporte, Gestión Cultural, Bienestar Social y Patrimonio Histórico Cultural -presidida por el concejal Eduardo Delgado-, y junto al resto de los periodistas e instituciones distinguidos en este acto –incluyendo el Colegio Nacional de Periodistas, Seccional Táchira-, recibió una copia caligrafiada del citado acuerdo.

Esquizofrenia por lo noticioso

Moret inició dedicando su discurso “a la memoria de los jóvenes mártires de esta lucha libertaria,  a todos los presos de conciencia y a todos los perseguidos políticos de la dictadura venezolana”, y aseguró que en 25 años dedicados a la formación de periodistas y 30 años ejerciendo el oficio, se ha conseguido con tres temas recurrentes en el periodismo, como el hecho de que “la gente quiere que adivinemos lo que va a pasar”.

—Normalmente cuando alguien se entera que uno es periodista, acto seguido viene la pregunta, ¿usted qué cree que va a pasar? Es decir, que por el hecho de ser intérpretes de la realidad como lo señala Lorenzo Gomis y transmitirla cada día a la gente, el común de los ciudadanos piensa que tenemos la bola mágica y adivinadora que nos muestra el devenir de nuestro tiempo—, aseguró el Dr. en Comunicación, destacando que esto nos lleva al segundo aspecto: “la esquizofrenia por lo noticioso”.

Sobre esto afirma que existe una especie de enfermedad por saber las últimas novedades:  “Ya no nos basta el diario impreso en la mañana, el informativo matutino, la prensa digital, las redes sociales, sino que nos metemos en cuanto grupo de WhatsApp donde creamos que obtendremos la primicia o el dato que nos ayude a entender lo que está ocurriendo”.

Sin embargo, el catedrático plantea que esto trae otra consecuencia: los hechos objetivos pierden relevancia y pasa a un primer plano la “posverdad”, es decir, las emociones o sentimientos y creencias personales en la percepción de la audiencia, que muchas conduce a la charlatanería y la proliferación de noticias falsas por Internet, comentarios insultantes que rozan la difamación a través de los medios digitales, y al descrédito de las instituciones a través de comentarios –muchas veces anónimos– en esos mismos medios.

—En nuestro contexto, aunado a lo anterior, hay que resaltar que la censura oficial y la autocensura en los medios de comunicación en Venezuela, muy bien documentada en los últimos informes del Instituto Prensa y Sociedad, nos ha obligado a refugiarnos en esta esquizoide experiencia, es decir, en este huracán por lo noticioso en la que una historia es reportada en decenas de periódicos y repetida en millones de tuits y actualizaciones de Facebook, y que muchas personas la dan por cierta sin que se haya comprobado su autenticidad —, aseguró.

En este sentido, destaca que “si respetamos la verdad, evitando manipularla a nuestro antojo, permitirá que empecemos a devolverle su valor real”, y llegaremos al tercer aspecto “construir un público informado y activo, aunque la vocación no siempre pague el alquiler”.

—El contexto no siempre se confabula para cumplir nuestras expectativas y las expectativas del público – comenta -. Porque es eso: una cuestión de expectativas. La gente tiene ahora unas altísimas expectativas, por la situación país. Los periodistas también vivimos el torbellino de la era digital y cada día es más fácil que nunca publicar información falsa, que es rápidamente compartida y tomada como verdadera; un hecho comienza a parecerse a lo que usted siente que es verdad, por lo tanto, se hace muy difícil para que alguien pueda notar la diferencia entre los hechos que son verdaderos y aquellos “hechos” que no lo son—.

Por ello, Moret afirma que grandes sectores de la sociedad “creen que la verdad ha perdido valor, que ha sido derribada y yace en el suelo herida de muerte” y el deber del periodista y los medios es  luchar para que la verdad sea el centro de todo, para “construir un público informado y activo que escruta a la poderosa pandilla reaccionaria que ataca a los más vulnerables”.

—Los valores de las noticias tradicionales deben ser abrazados y celebrados: reportar, verificar, reunir declaraciones de testigos oculares, hacer un intento serio de descubrir lo que realmente sucedió. Pero también debemos lidiar con los problemas que sustentan la cultura digital y darnos cuenta de que el cambio de los medios impresos a los medios digitales nunca fue sólo tecnología y abordar las nuevas dinámicas de poder que estos cambios han creado (…) Se trata de mantener el poder de contabilidad, luchar por un espacio público y asumir la responsabilidad de crear el tipo de mundo, al menos del país, en el que queremos vivir–.

Para Moret, hay que construir un nuevo modelo de convivencia en el país y para ello es necesario un nuevo discurso público, “que transforme los referentes de violencia, odio y temor que predominan; que propicie otras conversaciones entre nuestros ciudadanos, otras actitudes y seguramente otra visión de futuro. Quizá parezca una visión del periodismo muy idealista, pero podemos ser parte de eso, nosotros, y esas promesas de periodistas que asisten a nuestras aulas, las mismas a las que ustedes asistieron y que quizá también tengamos que defender en un futuro no muy lejano”.

Finalmente, la secretaria del Colegio Nacional de Periodistas seccional Táchira, Sandra Rondón, dio un breve discurso agradeciendo este reconocimiento que realiza el cuerpo edilicio, e invitando a los colegas periodistas a participar en este y otros premios de periodismo organizados en el estado para garantizar su permanencia en el tiempo, recordando que esto es un honor merecido en estos tiempos tan difíciles para la profesión, habiendo procesado en los que  va de año hasta ahora 11 denuncias de agresiones en el ejercicio periodístico.

Elizabeth Montoya

 

 

 

Comenta esta Notícia:

Taller-Gercar

BannerRubicar

www.el-informe.com | © 2017 Todos los derechos reservados