icon Venezuela
Inicio   |   Administrador   |   Contacto
Última actualización: 25 Septiembre, 2017 7:07 PM

Nuevo Cambio curricular improvisado en Liceos busca acelerar adoctrinamiento
Publicado el: 5 Septiembre, 2017 Hora:10:19 PM

Javier Tarazona Presidente del Colegio de Profesores de Venezuela el régimen anunció la aplicación “nuevo” plan de estudio que se implementará en los liceos del país desde el próximo mes de octubre, viene a demostrar lo que hemos afirmado desde hace meses: el antiguo currículo escolar era un fracaso producto de las “improvisaciones” del Ejecutivo en materia educativa. Sin embargo, este nuevo sistema anunciado por el ministro Elías Jaua es más velocidad al deterioro de una estructura en decadencia.

Desde el momento en que el régimen de Nicolás Maduro anunció el cambio del currículo escolar, por un modelo cuyo contenido tenía un claro sesgo ideológico y mostrándose con una nueva visión transdisciplinaria, pero que en la realidad prácticamente eliminaba asignaturas básicas como biología, química y física, alertamos que éste no funcionaría.

Entonces, para ese momento se mostraba un plan de estudio inspirado en el “Plan de la Patria 2013-2019”, diseñado por el expresidente Hugo Chávez, donde se plantea la “transmisión de valores socialistas” como una de las finalidades de la educación, contrastando con lo establecido en el artículo 102 de la Constitución que dicta que “la educación es un servicio público y está fundamentada en el respeto a todas las corrientes del pensamiento”. Por ello afirmamos que ese currículo es inconstitucional con una intencionada carrera adoctrinante e ideologizante, esto fue producto de la improvisación, desde la implementación del plan de estudio, incluso la famosa consulta nacional por la calidad educativa que no fue más que una farsa.

Aunque lo que sí hizo Jaua con el anuncio fue “sorprender” a la comunidad educativa por la similitud del actual currículo con el que se venía implementando hace un par de años atrás, el ministro indicó el pasado miércoles que los estudiantes de primero y segundo año de bachillerato tendrán un total de 44 horas académicas y que los de tercero a quinto año, 46. Sin embargo, ante la rectificación a la que tuvo que recurrir el Ejecutivo luego del “invento” realizado en el sistema educativo, el director de la fundación Redes y presidente del Colegio de Profesores de Táchira, Javier Tarazona, subraya que “no hay un nuevo plan de estudio” sino que “estamos al frente de una aguda improvisación”.

“La torta que ha puesto el gobierno es que contradice la propia Constitución porque quienes dirigen la educación no tiene meritocracia para hacerlo. Jaua no tiene ni la menor idea de lo que debe llevar la educación del país porque no es docente”, recalca. 

Sin un plan para salir de los problemas

Improvisado o no, lo cierto es que, a voz de los expertos, el nuevo currículo escolar no pareciera estar diseñado para mejorar los grandes problemas que mantiene el sistema educativo venezolano.

“Los problemas van a continuar en el bachillerato, este currículo no resolverá los problemas del déficit de profesores que es el más sustantivo que tenemos en la educación media venezolana”, afirma Tarazona

Se basa en que para materias como matemática, física y química egresan anualmente un promedio de 30 profesores, mientras el país necesita por lo menos cuatro mil de estos profesionales.

“Es decir, al ritmo de graduación de profesores en estas áreas, pasarán muchas generaciones para poder subsanar este déficit. Cosa que se agrava con la migración que sufre Venezuela, en la que muchos profesionales de la docencia han escogido la vía de Maiquetía o la Frontera para alejarse de todas las penurias  que pasan aquí”, añade.

La deserción estudiantil un grave problema.

“Desde la fundación Redes hemos visto como la deserción escolar de la educación media en los estados fronterizos ha aumentado hasta superar el 70%. Los colegios en las fronteras están vacíos”, alega Tarazona.

A su juicio, esto responde al deterioro del ejercicio de la profesión docente y a la educación como instrumento formador de la ciudadanía.

Otra de las grandes coyunturas que sufre la educación nacional es la falta de dotaciones para el estudio científico en las escuelas venezolanas, en las que abundan las imágenes alusivas al exmandatario Chávez y su sucesor, aunque “los niños no conocen los microscopios”.

“Desde el 2007 hemos venido denunciando cómo la educación científica ha tenido una fractura en Venezuela. Aunque el Presidente diga que es necesario enseñar química, física y biología, hay dos cosas que no tenemos. No existe dotación ni laboratorios en los liceos para la enseñanza de esas materias y tampoco tenemos los profesores, por lo que estamos en este momento en una situación muy oscura en materia de educación científica”, agrega el también director de Redes. 

Educación como herramienta para formar ¿militantes?

Y es este, tal vez, el problema más grave que sufre el sistema educativo venezolano, el cual parece estar abocado para adoctrinar a ciudadanos dentro de una ideología política y no a formar profesionales.

“La educación para este modelo político tiene un papel muy específico que no tiene nada que ver con la formación de talento humano, sino con el adoctrinamiento para futuras cohesiones a un proyecto político alienante y retrogrado”, sostiene Tarazona.

Explica que el país no ha avanzado nada en materia educativa y, por el contrario, ha retrocedido, los bachilleres van a salir a cada vez peor formados, inclusive esa práctica perversa de que en Venezuela hayan bachilleres que se gradúan sin ver física ni matemática porque no hay profesores, pero salen egresados porque promedian las calificaciones de materias en donde si han tenido profesor, está haciendo que nuestros jóvenes, sobre todo los liceos públicos, sean prácticamente unos estudiantes muy precarios, sin herramienta alguna para ser exitoso en ninguna carrera universitaria”, advierte.

Esta situación ocurre porque el gobierno se ha dedicado a utilizar a la educación como mecanismo de control y de adoctrinamiento, tal como fue establecido desde el Plan de la Patria. De hecho, esta parece ser una de las funciones de la colección de libros Bicentenario, de la cual el Gobierno de Maduro se jacta de entregar miles de ejemplares cada año.

“La colección Bicentenario termina siendo un panfleto del régimen para el adoctrinamiento y la ideologización”, recalca Tarazona.

Sostiene que estos ejemplares son el reflejo de un formato que busca imponer a Chávez como “el Dios”, cuando lo llaman “comandante supremo”, así como desplazar la posibilidad de una educación científica para el progreso social por una distribución de panfleto “que llenan de símbolos, retrasos e involución al país”.

Ante este escenario Tarazona puntualiza que la educación venezolana requiere de un proceso de revisión “urgente” que no se logrará bajo el régimen de Maduro.

“Por eso debemos salir de este sistema para encontrarnos con un proceso de transformación urgente y real en la educación, sentencio

Nota de Prensa

Comenta esta Notícia:

Terreno-Palmira3

www.el-informe.com | © 2017 Todos los derechos reservados